;

Momento de crisis, momento de Líderes

No están los tiempos fáciles. Muchas empresas están pasándolo mal. Algunas caen en el camino y otras se ponen en movimiento aunque sea de forma reactiva. Las menos, se anticipan al futuro, y apuestan por ser dueñas de su propio destino. Eligen, de manera decidida y activa, influir en su futuro.

Liderar una empresa no es ir “apagando fuegos”. Quizás sea todo lo contrario. Se trata de desarrollar una visión de futuro de lo que quiero que sea mi empresa. Coger las riendas de mi empresa.

No vale sólo la teoría. No sirve el hacer una interminable declaración de valores y objetivos y colgarlos en la web de la empresa. Hay que pasar a la acción. Si yo diseño mi futuro, será la mejor manera de predecirlo.

Es momento de líderes, que conozcan la visión de la empresa, y que sepan compartirla con todos sus colaboradores y así tener un compromiso de cumplirla. Es momento de apostar por una misión, visión, estrategia… y es momento de apostar por las personas.

El sector de la distribución no es ajeno a la crisis. Probablemente sea ahora mismo uno de los sectores más dinámicos y con mayores cambios:

  • Algún hipermercado se reinventa y busca un modelo de competencia nuevo que va más allá de la cuenta de resultados. Otros reaccionan con la estrategia de concentración. Otros se mueven menos. Pero lo que no podemos decir es que no haya cambios.

  • A nivel supermercados también hay dinamismo. El líder apuesta por su modelo y sabe que no se puede dormir, que la competencia se despierta, y que él depende sobre todo de si mismo.

  • El “hard discount” también se mueve. Hay que reinventarse, cambiar imagen, seguir haciendo lo que funciona…

El cambio es continuo y hace falta tener líderes en las empresas que sepan manejar este entorno cambiante. De ahí la importancia de las personas. Un líder no es sólo el que tiene el mayor cargo. Un líder puede estar en todos los escalafones de una empresa.

Convenzamos, apoyemos y hagamos partícipes a todas las personas de lo que queremos de nuestras empresas y construyamos nosotros nuestro propio futuro.

Joaquín Martínez Navajas

Los comentarios están cerrados.